GUIA DEFINITIVA PARA COMPRAR BICICLETAS INFANTILES.

Si le preguntamos a cualquier adulto, sin duda alguna, seguro que recordarán su primera bicicleta y las experiencias y aventuras que vivieron en sus inicios sobre las dos ruedas. Para muchos niños y niñas la bicicleta supone una parte esencial de su vida, aportándoles libertad, confianza y una gran cantidad de buenos momentos, sin olvidar el desarrollo cognitivo, muscular y la mejora de sus habilidades motoras. Así que, la elección de la bici correcta para nuestros pequeños es algo muy importante si queremos asegurarnos de que disfrutan de sus primeras experiencias.

Desde las bicis de equilibrio para los más peques, hasta las bicicletas de montaña de 24 pulgadas y con suspensión delantera para los más aventureros, son muchas las opciones de dos ruedas que tenemos disponibles para nuestros jóvenes riders. Así que, con tanta opción en el mercado ¿Cómo afrontar la búsqueda y elección de la bicicleta correcta?

No existe una regla única a la hora de adquirir una bicicleta infantil, pero con los consejos que os damos en esta guía os ayudaremos a apuntar en la dirección correcta.

El mejor indicador de que talla es la correcta para tus hijos, es la comodidad que sienten sobre la bicicleta.

Para conseguir el correcto ajuste, es siempre una buena opción probar varias bicicletas en persona. De esta manera podrán sentarse, agarrar el manillar, comprobar los frenos, pedales e incluso dar una pequeña vuelta para estar seguros de que se ajusta bien y pueden impulsarse o pedalear de una manera cómoda y efectiva.

Tenga en cuenta que la mejor manera de saber si la bicicleta es del tamaño adecuado es ver si el niño puede parar con seguridad con ambos pies apoyados en el suelo, llegar cómodamente a los pedales y sujetar el manillar cuando está sentado. Además, el personal especializado de nuestra tienda podrá ayudaros y aconsejaros en la elección de la bicicleta perfecta para tus hijos.

Elegir el tamaño correcto y las pautas de edad aproximadas.

Con el coste actual de las bicicletas y la velocidad a la que crecen nuestros hijos, existe una gran tentación por parte de los padres de comprar una bici única que pueda servir en las diferentes etapas de crecimiento de los niños. Un error que puede frustrar las primeras pedaladas de nuestros pequeños intentando montar una bici demasiado grande o pesada para ellos. A medida que aumenta el tamaño de la bicicleta lo hace también su peso, afectando así a la maniobrabilidad, al aumentar la altura, aumenta también el centro de gravedad, haciendo mucho más difícil mantener el equilibrio.

Seleccionar el tamaño de bicicleta adecuado para un niño puede parecer una tarea fácil, pero hay que tener en cuenta muchos más factores aparte de solo la edad. Como verás más adelante muchas de las tallas que ofrecen los fabricantes se superponen en edad, pero la realidad es que la correcta elección depende además de la altura, la confianza, la soltura y las capacidades de cada niño.

En las bicicletas infantiles, la medida viene determinada por el tamaño de la rueda, a diferencia de las bicicletas para adultos, en las que la talla está marcada principalmente por el tamaño del cuadro.

Además, se debe tener en cuenta la altura mínima y máxima del asiento para asegurarse que el niño cabe en la bicicleta.

Usa las recomendaciones de medidas que a continuación te damos como guía para elegir la opción más adecuada.

Bicicletas equilibrio / +18 meses:

Las bicicletas de equilibrio son sin duda la mejor opción a la hora de iniciar a un niño en el mundo de las dos ruedas. Estas bicicletas están diseñadas especialmente para desarrollar el equilibrio y mejorar la psicomotricidad gruesa en los pequeños a partir de los 18 meses. Son bicicletas ergonómicas, sin pedales ni ruedines, la altura del sillín es regulable y la tracción se realiza mediante el propio empuje con los pies. Por lo que, al llegar al suelo, el niño aprende fácilmente, con seguridad y lo más importante, de una manera autónoma, permitiéndoles recorrer largas distancias sin cansarse y de una manera divertida. Son una excelente opción que facilitan la transición a bicicletas de pedales.

Antes del surgimiento de estas bicicletas, aprendíamos a montar en bici con ruedines o triciclos, mientras luchábamos por pedalear y mantener el equilibrio a la vez, tareas que resultaban difíciles e incluso frustrantes, sin olvidar el trabajo que suponía para los padres el corretear detrás de estos sujetándolos por el sillín para ayudarles a mantener el equilibrio y evitar caídas.

El uso de este tipo de bicicleta se puede prolongar hasta los 5 años.

Bicicletas de equilibrio

Bicicletas de 12’ / de 2 a 4 años:

Este tipo de bicicleta esta pensada para niños de 2 a 4 años, entre 85cm y 110 cm.

Al ser bicicletas con pedales para las primeras etapas de la infancia, están diseñadas de una manera simple y sin elementos que pudiesen complicar sus primeras pedaladas, como marchas o suspensiones.

 

Lo esencial en este tipo de bicicleta es buscar la comodidad y una apariencia divertida con la que el niño se sienta a gusto.

La construcción suele ser de metal o aluminio, siendo esta última la mejor opción ya que disminuye considerablemente el peso y mejora la maniobrabilidad.

Es común en este tipo de bicicletas el uso de freno trasero mediante contrapedal, ya que esto facilita, debido a la fuerza limitada de los brazos de nuestros pequeños para frenar mediante maneta, una correcta disminución de velocidad y parada en caso de necesidad.

Bicicletas de 12″

Bicicletas de 14’ / de 2 a 5 años:

Las características de este tipo de bicicleta se asemejan a las de 12’, estando recomendadas para niños de características muy similares.

Una rueda mas grande se traduce en mejora de la estabilidad, suavidad y aumento de la velocidad.

Es aconsejable el uso de protecciones acochadas para el manillar, que los protejan en caso de caídas, así como, de cubrecadenas, que eviten posibles daños al introducir extremidades en el sistema de transmisión.

Muchas marcas de bicicletas progresan de las 12’ a las 16’, saltándose las de 14’. Por lo que la elección de este tipo de bicicleta normalmente está relacionada con la disponibilidad en el mercado, preferencia de una determinada marca y presupuesto personal.

Bicicletas de 14«

Bicicletas de 16’ / de 4 a 6 años:

Son bicicletas apropiadas para niños de 4 a 6 años y entre 100 y 120cm una vez que tienen soltura sobre las de 12 o 14″.

En este tipo de bicicletas es común encontrar tanto cuadros de acero como de aluminio, estos últimos algo más caros, aunque de mejores características.

El uso de ruedas de estabilización sigue siendo una opción para esta franja de edad, aunque si han llevado una progresión adecuada, serán mas que capaces de montar sin utilizarlos.

Aunque el freno de contrapedal siga siendo una opción excelente, es posible que este tipo de bici monte ambas manetas de accionamiento manual. Es importante comprobar, antes de comprar una bicicleta de este tamaño, que las manetas estén diseñadas específicamente para las pequeñas manos de nuestros hijos.

Es también aconsejable el uso de protecciones para el manillar y cubre cadenas, que hagan más segura la bicicleta en caso de posibles caídas.

Bicicletas de 16″

Bicicletas de 18″ / de 4 a 6 años

Como en el caso de las bicicletas de 12 y 14″, las características y recomendaciones para este tipo de bici son las mismas que en las de 16″ siendo aptas para niños y niñas de entre 4 a 6 años o de 100 y 120 cm.

La elección estará supeditada a la disponibilidad en el mercado, la preferencia por una marca determinada o el presupuesto de cada familia.

Bicicletas de 18″

Bicicletas de 20″ /de 7 a 9 años:

Es aquí donde las bicicletas dan un gran salto en cuanto a tecnología se refiere, pues en esta franja de edad los ya no tan niños buscan independencia y necesitan bicicletas que les permitan vivir sus aventuras. Se incluyen sistemas como suspensión y marchas.

Este tamaño es aconsejable para niños de 7 a 9 años o de 115 a 135cm.

Estas bicicletas son ya de características similares a las de los adultos y se pueden dividir según disciplinas especificas como bicis urbanas, para desplazamientos diarios al colegio, por carriles bici de la ciudad o por las calles del pueblo, bicicletas de montaña, BMX o de carretera.

En cuanto al sistema de transmisión, éstas montan sistemas simplificados con un solo plato y varias marchas o cambios en el buje trasero, para bicicletas urbanas, accionados mediante un selector ubicado en el manillar, que permita la acción de este sin necesidad de soltar las manos.

Si lo que buscamos es un modelo con suspensión para suavizar la conducción por terrenos abruptos y pistas, sería recomendable los modelos con suspensión exclusivamente delantera, ya que aquellos con suspensión trasera añaden un peso extra a la bicicleta, disminuyen la durabilidad y aumentan el coste en mantenimiento.

Bicicletas de 20″

Bicicletas de 24″ / de 9 a 11 años:

Posiblemente el último paso antes de adquirir una bicicleta para adultos.

Estas bicis están recomendadas para niños de 9 a 11 años o de 130 a 145cm.

Al igual que en las bicicletas de 20″, estos modelos se dividen por disciplinas e incluyen mejoras como frenos de disco, aumento de la relación de marchas y suspensiones de características superiores.

Existen modelos muy avanzados y son una genial opción si vuestros hijos ya tienen ambiciones deportivas y de competición.

Bicicletas de 24″

Bicicletas de 26’ / +11 años

Para aquellos mayores de 11 años y más de 145cm las bicicletas de 26’ son una excelente opción.

Muchas marcas usan este modelo como tamaño más grande para niños, con características similares a “las grandes”. Proporcionándoles diversión en la conducción con la adecuada seguridad.

Bicicletas de 26″

 

OTRAS CONSIDERACIONES

Material de construcción

Los materiales utilizados para las bicicletas de niño pueden variar de acuerdo con el precio y necesidades específicas, desde bicicletas de equilibrio de madera o plástico, pasando por el acero o aluminio.

La elección del material adecuado afectará directamente a la duración, y con ello al gasto en mantenimiento, el peso o el aspecto de la bicicleta.

El material mas utilizado y con mejor relación calidad/precio desde nuestro punto de vista, es el acero, ya que es una opción muy duradera, barata y soporta un mayor castigo. Con la desventaja del peso y la posible corrosión, que afecta en menor medida a las de aluminio.

Sistema de transmisión

Las bicicletas infantiles comenzarán montando normalmente transmisiones de 1 velocidad, que simplificará la experiencia de iniciarse en el ciclismo.

A medida que aumenta la soltura y el niño adquiere mayor habilidad y control, es posible adquirir bicicletas con varias velocidades. Si, aun así, se decanta por bicicletas de una sola velocidad, en los tamaños mayores tendrán una mayor relación con las que será posible alcanzar velocidades más altas.

Aumentar la relación de velocidades debe hacerse progresivamente, pasando de bicis con un solo plato y siete u ocho piñones a bicicletas con 21 o 24 marchas ya con tres platos delanteros.

Como hemos dicho anteriormente, es muy aconsejable y casi obligatorio en las primeras etapas, que las bicicletas infantiles cuenten con un protector de cadena que cubra tanto a esta como los platos y piñones, protegiendo al niño de manchas de posibles roces y la posibilidad de que queden atrapados cordones, bajos de pantalones y lo que es peor, los dedos y manos.

Ruedas

Las ruedas neumáticas, infladas con aire, son el tipo más común en las bicicletas infantiles, aunque en los modelos más pequeños de hasta 14’ podemos encontrar ruedas de espuma sólida, caucho o plástico duro.

Las ruedas neumáticas aportan beneficios como un mayor agarre y amortiguación.

En cuanto a la forma de estas, dependiendo del tipo de actividad a la que esté destinada la bicicleta, podemos encortar tanto ruedas lisas como con tacos.

Es importante elegir una banda de rodadura adecuada al tipo de terreno por el que nos vayamos a mover, ya que está directamente ligada tanto a la seguridad en la conducción como a la comodidad.

Una rueda con dibujo de tacos estará recomendada para terrenos irregulares y mejorará el agarre sobre barro. En cambio, un neumático con superficie lisa mejorará el agarre en asfalto y reducirá la resistencia, permitiendo velocidades mayores.

No olvidéis haceros con una bomba de inflado (enlace a bombas), que os sacará de un apuro en caso de que hayáis planeado una salida en bici con los peques y alguna de las ruedas este desinflada o con baja presión. También os ayudará a alargar la vida de los neumáticos y evitar pasar con tanta frecuencia por el taller de confianza.

Así mismo, un kit de parches y reparación de pinchazos es un esencial a tener en cuenta cuando salimos a rodar con niños, ya que no querrás llevar tu bicicleta, cargar con tu hijo a cuestas y arrastrar su bici y su cabreo durante varios kilómetros.

Peso:

A mayor peso de la bicicleta, más difícil será para el niño maniobrar y menos probable que disfrute de la experiencia de montar en bici.

El peso de una bicicleta dependerá directamente de factores como el material de construcción utilizado, siendo las de acero más pesadas que las de aluminio, el tamaño, los neumáticos, la cantidad de accesorios, como patas de cabra, cestas y luces o los componentes que monte, como cambios, suspensión, etc.

Como norma general a la hora de adquirir una bicicleta, el peso de esta debería ser del 25 al 40% del peso del niño.

Frenos

Existen dos principales sistemas de frenado, mediante contrapedal o accionado por maneta.

En el caso del freno de contrapedal, este es accionado pedaleando hacia atrás y como hemos dicho anteriormente, es recomendado para bicicletas de tallas pequeñas y de iniciación, ya que facilita la reducción de velocidad y frenado cuando los niños no tienen suficiente fuerza en sus brazos.

Muchas bicicletas urbanas de adulto montan también este sistema, ya que permite liberar una mano del manillar para señalizar sus maniobras y giros. Haciendo más seguros sus desplazamientos.

Los frenos de maneta son utilizados por bicicletas de mayor tamaño a medida que aumenta tanto la fuerza como la destreza del niño. Pueden accionar las zapatas o pinzas de disco mediante un cable o de forma hidráulica, siendo este último un sistema más sofisticado y caro.

Ruedines ¿sí o no?

Este es un gran debate que cuenta con numerosos defensores y detractores.

Por una parte, los que los defienden abogan al aumento de estabilidad y confianza. Por otro lado, la parte negativa, es que enseña a los niños malos hábitos y puede dificultar la progresión en el aprendizaje sobre las dos ruedas. Además, hay que tener en cuenta que el uso de ruedas de estabilización puede entorpecer las maniobras de giro y disminuye la eficacia de frenado en curvas, ya que el peso en este caso recae sobre la rueda de apoyo y no sobre la rueda principal.

Desde Urban Bikes recomendamos una correcta progresión desde bicicletas de equilibrio sin ruedines a tallas mayores. Pero si optas por utilizarlos, os recomendamos que los ajustéis inicialmente al nivel del suelo y aumentéis progresivamente su distancia hasta que el niño tenga la suficiente soltura y confianza para quitárselos definitivamente.

PRESUPUESTO

En cuanto a los precios de bicicletas de niños, estos pueden depender de muchos factores como el material de construcción, el tamaño, la calidad de los componentes y accesorios, marcas, etc.

Como sabemos los niños crecen muy deprisa y con ellos, las necesidades de adquirir una bicicleta nueva que se ajuste a su tamaño actual y necesidades.

Pero no temas, existe un gran mercado de segunda mano en el que podrás vender tu bici antigua y aquellos accesorios que ya no utiliza como ruedines, cestas o protecciones y que os ayuden a financiar su próxima bicicleta.

Os recomendamos en este caso que compréis bicicletas con colores neutros que puedan servir tanto para niños como para niñas, así será mucho más fácil que tenga salida en el mercado.

En cuanto a donde comprar su bicicleta surge otro gran dilema, ¿tienda especializada o grandes almacenes?

Aquí nuestra recomendación es rotunda, sin duda tienda especializada, ya que cuentan con personal cualificado, que os recomendarán la mejor opción, ensamblarán la bicicleta nueva de una forma segura y estarán capacitados a la hora de realizar futuras reparaciones o ajustes.

Si te decantas por un gran almacén, ten en cuenta que es muy probable que adquieras una bicicleta que no sea la adecuada para la edad, tamaño y necesidades de vuestros hijos y además os toque ensamblarla y ajustarla en casa. Sin olvidar que no se harán cargo de las futuras reparaciones.

En este caso, ¡lo báratro acabará saliendo caro!

Por último, no os olvidéis incluir en vuestro presupuesto los accesorios para niños esenciales para rodar con seguridad, como casco y protecciones.

Como sabemos que cada niño es un mundo, desde Urban-Bikes esperamos que esta guía os sea de utilidad a la hora de elegir la bicicleta adecuada para vuestros hijos.

Puedes echarle un vistazo a nuestra gama de bicicletas y accesorios para niñ@s en nuestra web o visitar nuestra tienda física para más información.

¡POR UNA MOVILIDAD JUSTA Y SOSTENIBLE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?